Hay bastantes entradas como borrador, y varios links no funcionan. Se solucionará a ritmo semanal, y habrá entradas luego del tiempo de descanso que tomé. Saludos!

4 feb. 2011

Arbol de datación Tecnológica

No sabemos si hay alguien allá afuera, en los confines del espacio.

Pero en caso de que los haya, y como no nos es posible saber aún cuánto demora una especie hasta su desarrollo tecnológico post industrial, ni mucho menos lo que venga por delante, la única forma de especular de manera más certera y ordenada, a mi punto de vista, es no datar su tiempo como civilización, sino que datar su tecnología.
Para ser sincera, esto del árbol se me ocurrió por jugar Civilization IV, producto de la mecánica del juego. Allí desde una ciudad inicial en el 4.000 antes de Cristo se parte desde descubrir la ganadería hasta cosas como la fusión nuclear, o en el futuro cosas como la arcología, trabajadores clones, etcétera. Si es que les gusta la estrategia por turnos échenle una mirada (el Civ 5 no lo he jugado, pero las criticas son duras).

El hecho es que me hizo anotar un concepto obvio: todo parte desde el principio. Sí, es de perogrullo oírlo, pero el hecho de que, partiendo de cosas como dominar la agricultura se lleguen a cosas tales como la hidropónica da mucho de sí. ¿Sería posible una especie que tenga hidroponía sin necesariamente tener agricultura? Hay que revisar muy bien los conceptos de cada cosa, y así se llega a la conclusión de que no, o que sí. La idea es averiguarlo.
Aunque una civilización puramente carnívora no se haya planteado nunca la agricultura; con un desarrollo tecnológico más avanzado, aprender sus fundamentos en tiempo récord y tener hidroponía. No podemos saberlo, pero podemos conjeturar, evidentemente, que la Agricultura es primero y la hidroponia después. Una cosa es más "primitiva" y la otra es más moderna. Nuestra intuición así nos lo dice. Pero la intuición nos puede jugar malas pasadas.

¿Podrá una civilización 100% carnívora aprovechar la tierra?
Otro caso, ¿Sería posible tener láseres sin haber descubierto los fotones, sería posible descubrir fotones sin pensar en cuantizar la luz? ¿Podría ser que se descubriera la brújula siglos después de navegar por mar, y no siglos antes? Se trata de revisar lo absolutamente indispensable para llegar a otra cosa más avanzada. Y, fundamentalmente, es un trabajo hipotético que requiere una desconexión de lo que conocemos para no caer en un arbitrio que tienda a igualar este árbol a nuestro propio desarrollo. No hay que tener en cuenta nuestra propia historia.
Un ejemplo ¿Pudo ser posible notar que la energía estaba cuantizada sin tener que preguntarse acerca del efecto fotoeléctrico o la radiación de cuerpo negro? Mi impresión es que sí: tal vez a una especie no le parezca raro cuantizar la energía, y sea raro en verdad el que la materia sí lo esté (es decir, tal vez tengan principios de mecánica cuántica y sean escépticos sobre el modelo atómico más básico, el "modelo planetario"). Sin duda que tratar de resolver el efecto fotoeléctrico ayuda en gran parte, lo cual haría que hasta cierto punto sea imposible no descubrir la cuántica.

Pero otro ejemplo más cotidiano. Si hay agricultura muy básica, hasta cierto margen es imposible que una civilización no requiera de modificar, en pequeña o gran escala, el curso del agua, y que así se desarrolle el regadío. Tal vez la agricultura junto a factores climáticos consigan inventar las técnicas apropiadas. A su vez, mucho más adelante el manejo de las aguas derivará en la energía hidroeléctrica. Creo que eso es algo realmente sencillo de visualizar ¿No?
¿Y si la civilización fuera acuática? Pues no lo sabemos, tal vez tarden demasiado en descubrir tan siquiera la hidrodinámica o lo den por sentado desde el principio.

Así que este es mi compacto (¡Es un compacto!) de progresos tecnológicos, y qué cosas las generan, y qué otras ayudan a encontrarlas. Es decir, cada punto de la lista llega a su escalafón en el momento en que parece coherente que se descubran, respaldado por descubrimientos anteriores; o en el peor de los casos, cuando sea inevitable que se descubra, o se invente, o se teorice sobre ello.
Un invento quizá universal: telescopios
Pero una anotación. Cuando me refiero a tecnología, no me refiero a los inventos. No es posible saber qué cosas puedan inventar con lo que saben, a excepción de los que he denominado "inventos universales": todas las civilizaciones inventarían telescopios, termómetros o una simple cuerda, una vez tuvieran el desarrollo para lograrlo, pues son inventos útiles a un fin científico. Todas las civilizaciones requieren observar el cielo, medir la temperatura o progresar mecánica y arquitectónicamente.

Tampoco me refiero a sus ciencias cuando hablo de tecnologías. Con tecnología hago referencia a sus técnicas, expresándose formalmente como "la forma en que una especie procede ante lo que tiene, con lo que sabe, para sacar provecho de ello, extrayendo". ¿Extrayendo qué? Pues, lo que corresponda. Si la técnica es la siembra, la extracción son frutos, tallos, hojas. Si la técnica es la fisión nuclear, la extracción es energía en forma de electricidad, radiación que pueda ser usada a modo de arma… de ahí que sus técnicas en el campo de la fisión nos puedan revelar si disponen o no de armamento nuclear, o si la precariedad indique que están recién aprendiéndolas. Es posible diferenciar el abismo tecnológico entre nuestra técnica de fisión nuclear a principios de los años 40, y a principios de los cincuenta. Lo que en 10 años no se podía hacer, una década más tarde era una realidad. Todo gracias a especializar las técnicas (y al incontenible deseo de matarnos, cabe decir).

Vamos a definirlo entre medio de un cuadrito, cosa de que se grabe en la cabeza.

Técnica: Forma en que una especie procede ante un recurso disponible en uso de sus conocimientos, a fin de sacar provecho de ello, extrayendo lo concerniente a su utilización provechosa.

Desde luego, una datación a una posible civilización extraterrestre se basa en nuestro propio conocimiento de dichas técnicas, y sólo es posible medir así a civilizaciones de tecnología inferior. Se nos dificultaría aplicar este concepto en seres más avanzados en la tarea tecnológica, pero nos serviría para aprender sobre estos nuevos procesos, comparándonos con ellos.
Otro ejemplo. Sus técnicas en el territorio de la mampostería nos podrían revelar si saben geometría, si poseen un desarrollo elevado o bajo en cuanto a la alfarería (de forma más o menos directa o por aproximación), si ya conocen las aleaciones, etcétera. Además, nos serviría para determinar posibles "patrones culturales" o artísticos, analizando algo que quizás no se corresponda con sus fundamentos en el área.

En fin, que el aclarar árboles tecnológicos podría dar mucho de sí, en caso de toparnos con civilizaciones menores a la nuestra. Para las superiores queda todo más a la especulación (más todavía), aunque ellos han de tener sus métodos para datarnos tecnológicamente a nosotros, de seguro.
Pensemos en formar métodos para estudiar y datar tecnología antes de pensar en toparnos con ellos aún, es el lema aquí entonces. Ojalá esto sirviese como una expansión de lo que se llama sentido común, y también como ayuda visual para el pensamiento analítico. Algo que ayude a reconocer las raíces y los brotes de cada descubrimiento, algo que permita ver cómo una técnica puede acomplejarse en conjunto de nuevos descubrimientos no relacionados previamente. Reconocer los “ingredientes” esenciales de una tecnología ayuda a ver lo que no está implícito en ella, y así se reconoce el nivel de desarrollo y especificación de esta técnica. Eso nos permitirá vislumbrar el grado de inventiva de la cultura a estudiar y sus tendencias culturales quizá.

En caso de que no esté siendo demasiado clara, esta frase resultará reveladora: estamos a punto de estudiar toda la tecnología que conocemos, desde los principios de la humanidad, hasta su estado actual y el futuro. Eso lleva a preguntarse acerca de la naturaleza del fuego, si el fuego sirve para derretir metal, si el metal se usa en espadas, si el filo de las espadas puede cortar diamante, si el diamante sirve para fabricar nanotubos de carbono, con los que quizás podamos construir un ascensor espacial, que nos daría una vista privilegiada del acelerador de partículas que haremos en el espacio, con los cuales investigaremos partículas que acaso existan a grandes energías. Y es tanta energía que deberemos crear nuestra propia estrella artificial, y tendremos que pasearnos entre varias de ellas con nuestros agujeros de gusano… en fin. Futurología basada en método científico, pero primero, una pasadología lo más imparcial posible pues, a fin de cuentas ¿A los extraterrestres qué les importará nuestra concepción humana del origen de la tecnología y las ciencias? Debemos buscar un punto neutral.

Dicho esto, me gustaría poder empezar en este mismo instante pero, aunque fui enemiga de ello en un principio, este árbol de datación contiene algo de nomenclatura y abreviaciones, así que deberé primero anotarlas aquí, a modo de pequeña guía.

Técnica (T): Ya hicimos una pequeña descripción. Una técnica es el avance en un área para el beneficio de la civilización, extrayendo lo inherente a ese campo. Una técnica puede mantenerse como tal por siempre, o convertirse en una Ciencia o una forma de Arte, sin excepción[1]. Por ejemplo, la técnica de la mampostería puede evolucionar en una ciencia arquitectónica para mejorar estructuras, o bien en una forma de ornamentación de modo que se hagan construcciones tribales o estéticas. La técnica puede mantenerse como tal si la civilización no toma el interés suficiente, aunque avanza según contribuyan otros postulados. Por ejemplo, la técnica de los proyectiles podría mantenerse como tal hasta que se descubra la sustentación aérea, y esta posteriormente también se convierta en una técnica. Así los proyectiles se volverían aerodinámicos y la técnica avanzaría por simple inercia.

Las técnicas también, aparte de ciencia o arte pueden acabar como juego (o deporte si se quiere), pero esto es un poco más complejo, pues se requiere una tradición al respecto y el establecer normas que estipulen la utilización de la técnica dependiendo qué situaciones. Seguramente ninguna técnica por separado se vuelva un juego, es probable que se trate de la combinación de varias.

Descubrimiento (D): Su nombre lo dice. Un descubrimiento con mucha probabilidad se convertirá en una técnica. Por ejemplo, descubrir elotes permite que creemos una técnica para plantarlos, y asegurarnos su ración. Lo que sí, el descubrimiento no necesita ser algo físico. Por ejemplo, descubrir las ecuaciones de transformación de la masa en energía impulsa la técnica de la fisión nuclear. También, mediante se abandonen los descubrimientos naturales, será al revés: las técnicas revelarán nuevos descubrimientos. Por ejemplo, la técnica de la bacteriología puede descubrir los virus.
En este árbol los descubrimientos son coherentes, no se descubre nada por casualidad como puede pasar a lo largo de la historia. Se aplica el concepto de anotarlos en un escalafón hasta que sea inevitable.

Ciencia (C): Esto se refiere específicamente a ciencias naturales, y no a todas. Las matemáticas o la astronomía es bastante probable que la compartan todas las especies inteligentes (según se ha debatido), pero las llamadas ciencias sociales pueden ser mantenidas como técnicas, o desconocerse. No se sorprendan de ver a muchas ciencias actuales como técnicas entonces. Algunas se pueden volver ciencias, y otras seguirán de técnicas pues no hay necesidad de nada más.
Por ejemplo, las matemáticas aparecen primero como Técnica al servir para propósitos prácticos de enumeración, calculo de velocidades o peso, pero luego ha de especializarse, transformándose en una ciencia hecha y derecha. Pero ninguna ciencia nacerá por sí misma sin pasar como técnica antes. Así mismo, ciencias demasiado específicas, como la cristalografía ni siquiera aparecerán mencionadas, sino que se darán por sentado dentro de sus propios campos. De esta forma el descubrimiento de los cristales, al pasar el tiempo lleva a las técnicas para su minería, pulido, etc. Luego esto podría derivar en una ciencia rigurosa y exacta, presta a crear cristales de forma química, o a cristalizar sustancias que en un inicio no lo eran.
Pero no hay ciencia cristalográfica que yo pudiese anotar como tal. Puede quedarse como una técnica, entendiéndose que, según pase el tiempo y los escalafones, se hará más prolija y eficaz.

Material (M): Son los simples recursos que pueden utilizarse o descubrirse. De esta forma, los cristales son un material, pero el viento no puede serlo, y creo que está a la vista. El viento como material implicaría el saber manipularlo, y eso nos permitiría crear una Técnica. No es muy aplicado en el árbol, pues generalmente se anotan como descubrimientos, excepto en casos específicos como los cuasicristales, puesto que en cierto modo estos fueron inventados más que descubiertos. Esto por supuesto depende de si la civilización pudo descubrirlo naturalmente, o como en nuestro caso, si fueron teorizados primero, con lo cual son inventos desarrollados vía artificial.
De todas formas, sería redundante anotar cuasicristales (M) y cuasicristales (T) en diferentes escalones tecnológicos. Hay que inferir una cosa de otra.

Ley (L): Esto es lo menos utilizado en la poca nomenclatura. Se refiere únicamente a al entender de procedimientos. Es decir, no es el concepto de ley con nuestra definición bajo modelo científico. Miren: la concepción de que hay cosas más blandas de otras sería Principio de dureza (L), y el comprender la dureza, llevaría a las técnicas de moldear, romper, cortar, etcétera. El viento no puede ser ley, sino que descubrimiento, puesto que no se comprende inicialmente cómo se comporta este viento. Para esto, haría falta algo como la meteorología, ya mucho más adelante.
Cosas como que el agua moja serían leyes, o que las cosas caen también. El agua, sin embargo, puede ser una extracción, un material o un descubrimiento. El caer de las cosas mucho más adelante hará teorizar la fuerza de gravedad, pero primero hay que entender que las cosas caen (obvio). Muchos hechos evidentes, como que el calor quema, no se incluyen por ser obviedades implícitas en un descubrimiento o aprendidas al perfeccionar la técnica. Por ello son poco utilizadas en esta lista, si bien aparecerá una que otra en los inicios.

Extracción (E): Las extracciones pueden ser un concepto no muy claro, así que mejor definámoslo como lo que puede extraerse de algo...
El agua, o la miel, son extracciones más que materiales para este árbol, puesto que se extrae quizá como subproducto (de todos modos, yo anoté el agua como Descubrimiento). Las pieles animales son extracciones y no un material ¿Se entiende por qué? Una piedra o la madera son materiales, pero no la miel, o incluso las mismas abejas.
La alimentación es extracción porque de algo viene y/o se forma, ya sea del Sol o conseguida cazándola, pero no puede ser un material propiamente tal. Los sentidos de un ser vivo también son catalogados extracciones puesto que son "autoextracciones". En fin, es un concepto muy vago que verán mucho al principio pero que después desaparecerá gradualmente, en aras de conceptos más específicos, a la vez que útiles.

Invento (I): Al igual que las ciencias, esto es muy excluyente, pues sólo he añadido lo que considero "inventos universales". Es decir, inventos que son indispensables para el desarrollo de una ciencia o una técnica. Sin ellos, nos podríamos quedar atascados en nuestro desarrollo, por lo tanto todos los inventos aquí llevarán a otra cosa. Es decir, sin telescopios podrían no existir los radiotelescopios (juzgando el espectro visible de las criaturas, claro), y sin estos no podrá desarrollarse la cosmología. Al igual que sin microscopios sería dudoso demostrar la existencia de las células, y el saber de células derivará en nuestra biología moderna, tarde o temprano. Como son inventos universales, es probable que sean muy parecidos a lo que tenemos nosotros. Por ejemplo, una antena parabólica tiene que tener la misma forma que las nuestras para que puedan funcionar bien; y un telescopio óptico guardará gran parecido a los nuestros.

Estas son abreviaciones para la lista larga, a fin de disminuir la cantidad de texto que habrá. En un principio no las utilizaré en absoluto, pero mediante avancemos por los múltiples peldaños de esta escala, se irán haciendo comunes.

LLA: Lleva a 
VDE: Viene de
CON: Conlleva. Uso muy seguido la frase “viene implícito en”, de hecho creo que ya lo hice. Estas simples tres letras me ahorrarán el uso de otras más.

Estas otras son terminologías de la lista corta para casos específicos. La lista corta se corresponde a algo curioso: expresiones matemáticas para determinar tecnologías y su procedencia, a partir de ítems anteriores. Es algo complicado, pero afortunadamente si no terminan de hallarle sentido, es fácil saltársela, quedándose sólo con la lista larga.
Ahora procedo a listar estos terminos, mas no a explicar por completo. De esto, si se interesan, verán más adelante.


*: Items que me presentaron problemas para posicionarlos en la tabla, como la pólvora, puesto que en realidad en una civilización desconocida deberíamos hablar de un equivalente de la pólvora, y sin saber la composición de cualquiera sea este equivalente, es imposible de determinar. Lo mismo con el acero: quizás no usen acero pero tengan una aleación equivalente a nuestro acero. Sin embargo el acero en el árbol se toma en forma más literal, no tanto como el equivalente de nuestros sujetos de estudio.

+: Adición de elementos para generar otro ítem. Por ejemplo Pesca(T)= Alimentación(E) + Agua(D).

-: Elementos que no necesariamente deben ir con otros para dar otro ítem. Ejemplo: Sustancias (E)= Cacería(T) - Molienda(T) - Vida vegetal(D) - Olfato(E), es decir, no necesitan estar presentes todos estos elementos para conocer las sustancias, con sólo uno basta.
Veremos también a + y – unidos en la misma ecuación, significando que hay elementos indispensables y otros que no.

/: Diferentes maneras para llegar al mismo ítem: Clavado(T) vde. Garrote(I) + Principio de dureza(L) / Metales(M) + Masas(E). Es decir, aprender a clavar cosas puede darse por esos dos métodos (pegarle a algo y que se entierre, o de forma más elaborada hundiendo los metales).

or: Elementos que pueden llevar a otro ítem, pero no son indispensables. Ejemplo: Dibujo(T)/ Sustancias(E) + Piedra(M) or Madera(M). Es decir, para dibujar se necesita una sustancia que permite hacer trazados y una superficie, que puede ser piedra o madera. Cualquiera de la dos sirve, pero si no hay ninguna de ellas, no se puede dibujar nada.

N°: Cada ítem lleva su número, de modo que en la lista rápida o corta no se tengan que estar repitiendo los terminos mil oportunidades. O sea, si le asigno al agua el 1 y a la alimentación el 6, será la Pesca(T)/ 1+6. A su vez la pesca también tiene su número propio. Esto sin duda genera que tengan que estar retrocediendo a cada rato para ver en qué número era cada componente. Supongo que de todos modos se terminarán memorizando los más esenciales a fuerza de costumbre.
En la lista lenta, sin embargo, no se aplicarán los números puesto que allí se explica todo con más detalle.

: Los números en superíndice tienden a simplificar la lista corta, pese a que en un principio les parecerá un galimatías. Allí será 9- Pesca T: 11 + 61. Es decir, el número principal es el asignado al ítem (1 el agua y 6 la alimentación) y el número en superíndice es el escalafón en el que están. Tanto el 1 como el 6 son parte del primer escalafón de Reconociendo el entorno natural.
Esto es así principalmente para mí misma, pues lo tuve que inventar al darme cuenta de que era un tedio buscar los ítems que necesitaba retrocediendo por las hojas, así que anoté en dónde estaban para evitarmelo. No creo que alguien en realidad vea la lista corta, pero si lo hacen también les ayudará en algo... claro, con la diferencia de que yo retrocedía hojas de un cuaderno y ustedes deberán ir y buscar la entrada del escalafón correspondiente cada vez que pretendan revisar. Una vez más el texto escrito demuestra su superioridad frente a la tecnología digital.

¡!: Ítems que pertenecen a civilizaciones extremadamente avanzadas, como la creación de estrellas artificiales o la terraformación pronta completa de un mundo. Ya caemos en el campo de civilizaciones clase 2 y 3, y no verán esto hasta cerca del final, después por supuesto del límite humano.

OMG¡!: Ítems que corresponden a civilizaciones clase 3 con un control de la energía extremadamente grande, de modo que incluso una civilización ¡! se vería ridícula. Una cultura OMG (y supongo que no necesito explicar de que es sigla OMG, que no hace falta ser un erudito en la lengua de Shakespeare) a vista de nuestra ciencia contemporánea roza o supera las imposibilidades de clase tres y juega peligrosamente con los propios límites de la física pareciendo que incluso los altera. A mi modo de ver, no llegan a hacerlo, pero por supuesto que los fuerzan a actuar según su antojo.

Los conceptos de civilizaciones que manejo son una mezcla de la Escala de Kardashev y las imposilidades de clase I, II y III de Michio Kaku. La primera se basa en el manejo y control de la energía de que dispone la civilización, mientras que Michio Kaku se plantea sobre la factibilidad de las tecnologías, de acuerdo a nuestro conocimiento de las leyes físicas.
Como se puede ver, la mezcla de estas dos escuelas de pensamiento son el fundamento del árbol, y ambas se entremezclan en los diferentes escalafones. Estos escalafones implican mayor uso de la energía, y mayor tecnología, por lo pronto. Hay más a tener en cuenta, pero eso lo descubriremos avanzando por esta aventura.

Respecto a civilizaciones de clase 3, considero imposible que una civilización llegue hasta este extremo, pero en un fin curioso e imaginativo he llegado a los límites de la osadía descriptiva para intentar graficar las probables capacidades de una cultura como esa. Hasta la fecha son muy pocos los científicos que creen en la existencia de civilizaciones de tipo III, y entonces un III OMG ni siquiera cabe dentro de las cabezas.

Nuestro límite humano es la nada frente a la vastedad del cosmos
En el primer escalafón se irán explicando poco a poco otros pequeños detalles, pero vamos de una vez. El escalafón que tenga la letra H significa el límite tope hasta donde la humanidad se desarrolla, por lo tanto no sabemos qué puede haber adelante. Por ello, en un fin curioso he llegado hasta las probabilidades de una civilización amorfa en tecnología, irreconocible ya para nosotros.
Es obvio que no sabremos si se puede o no llegar hasta ahí como lo describo, pero el avance de la ciencia nos lo dirá.
Naturalmente, tras esa barrera humana la interpretación y generación de los ítems comienzan a ser llevados por mi propia interpretación y conocimientos, por lo que no podrán avanzar en demasía campos que yo desconozca. Prefiero la prudencia a la fantasía sin bases. Y eso, aunque bueno desde un efoque crítico, es un problema al ser yo la única autora. He de reconocer una debilidad en el campo tan extenso de la química (sobre todo orgánica), así que a lo largo de este camino las ideas fluirán de mano de otras opiniones, criticas constructivas, conocimientos de los lectores y/o gente más hábil en estos campos que esta humilde servidora.

Pero entre todos, algo no podremos evitar: las carcajadas de la gente del siglo XXII, si es que logran acceder a este compendio de ideas, algún día. Creo que se reirán sonoramente de nuestras descabelladas ideas sobre las cosas de ese entonces tan común y corriente.

Venga pues, hagamos reír de buena gana a la gente del siglo XXII, comencemos el camino...

Enlaces y referencias:

[1] Este “sin excepción” es algo muy importante, pues siempre teniéndolo en cuenta nos permite pensar acerca de formas de arte que no tenemos; o por el contrario, ciencias que desconozcamos pues las vemos como una expresión artística y cultural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario