Hay bastantes entradas como borrador, y varios links no funcionan. Se solucionará a ritmo semanal, y habrá entradas luego del tiempo de descanso que tomé. Saludos!

10 feb. 2011

Cómo es en realidad Santa

Volvemos a explicar todos los secretos de Santa Claus. Yo expliqué cómo es que puede realizar su viaje, y lo dejé inconcluso cuando comentaba acerca de los torpes esfuerzos por intentar saber la velocidad a la que iba y el lugar en el que estaba al mismo tiempo, cosa que ya demostramos que no se podía, bien quizás porque los artefactos que usaban eran muy malos, o porque en realidad lo que vemos de santa es su recuerdo, así que tenemos por naturaleza una visión borroseada de cómo es en verdad. Ya sé lo que me van a decir, y es que el termino borroseado me lo he inventado, es en realidad "borroso"; pero uno puede inventar las palabras que quiera siempre y cuando se entienda la cosa (tomando de base que alguien entiende...)

Volvemos con el asunto. Lo que pasa, como vimos, es que podemos tratar de averiguar la velocidad de Santa o su lugar, pero no podemos hacer ambas cosas al mismo tiempo por un hecho muy simple: acuerdense los niños del mundo que en realidad no le estamos disparando a Santa, estamos disparándole al lugar por el que pasó el año anterior, a lo que nos acordamos del abuelo. ¿Qué es lo que significa semejante cosa? Hay que tenerlo muy en cuenta, porque asumiendo esto se comprende que no vamos a poder saber de Santa con certeza absoluta.

Tan gordo no es y no llena todo el espacio recordado
Como de Santa no nos acordamos bien, no sabemos con certeza en qué parte de donde suponemos que estuvo, está. ¿Eh? Se dirán, y yo les respondo. ¡Estás disparándole a un recuerdo! Te acuerdas más o menos dónde estaba, no completamente bien. Sino, no habría problema.
Y eso significa que Santa en realidad puede estar en cualquier parte de la que nos acordamos. Muchos piensan que Santa Claus es tan gordo que ocupa todo ese espacio que recordamos, pero si te acuerdas más o menos, no es posible que esté ocupando todo ese espacio. Lo que sí se puede deducir entonces es que Santa ahora está en aquel lugar del año pasado con mucha seguridad, o sea, no ocupa todo el espacio, tan obeso no es, sino que hay probabilidades muy grandes de que esté en ese espacio. (Jeje, seguro los físi... los padres que ocultan la verdad no creían que lo de Santa diera para tanto, ¿o sí?).

Seguro te deben estar doliendo los ojos por tanta frase en negrita, pero es que hay que entender bien eso o sino todo al rayo. Si supiéramos perfectamente donde está Santa, qué espacio ocupa, toda esta parafernalia no pasaría y los padres no intentarían negar la existencia del anciano.

Hay otra gran verdad que se debe tener en cuenta con San Nicolás, Viejo Pascuero, Santa, o cómo le conozcan. Recuerden que el susodicho "se muestra" como Obeso cuando los niños se sientan a pedirle juguetes, y se muestra como Trineo cuando tiene que volar a repartirlos. Pero esas cosas tienen dos características, así que vamos primero por la de obeso.
Cuando Santa es obeso, aunque coma toda las galletas y tome la leche, siempre va a estar igual de gordo. En sentido metábolico, el personaje este nunca va a ser más flaco ni tampoco puede engordar todavía más. Su materia siempre va a ser de ese mismo tamaño, él esta medido, pesado, cuantificado ¿Bien?
El trineo no puede ir a la velocidad de 1,5 reno
Cuando Santa es trineo, como sus renos no estan hechos para volar (o sino en el trineo tendría pingüinos, que sí vuelan, cómo todos saben, y además viven en el verdadero hemisferio que habita Santa, el Sur) los pobres se caen un poquito, pero luego vuelven a levantarse para cumplir su misión. Es decir, el trineo va viajando en zigzag. El problema principal es que los padres no quieren entender que son renos, no helicópteros, así que si se detuviesen en el aire, se caerían. Así que Santa siempre tiene que moverse. De hecho, el trineo no puede ir tampoco a la velocidad que quiera, ya que hay un mínimo de velocidad, si va más lento el móvil se cae por temas de sustentación aérea. Esa velocidad mínima es la de un reno. La segunda velocidad más rápida es la de dos renos, y la tercera de tres. Como todos los renos tienen el mismo estado fisíco y el mismo entusiasmo, el trineo jamás irá a 2,5 renos de velocidad, siempre la velocidad se cuenta en sus renos enteros, está eso totalmente cuantificado. Santa no puede elegir cualquier velocidad para viajar, siempre tiene que hacerlo en su escala renal (o sea, no algo como un cálculo renal, sino que renal de los renos) y no hay posibilidad de velocidades intermedias.

Y por fin, niños del planeta, teniendo todo esto en cuenta, que de Santa no se puede saber muy bien su velocidad o su lugar, si está de trineo o de traje rojo, es que lo que interesa de Santa es lo que nos acordemos de él, no él en si mismo. Como los padres son desmemoriados, tienen susto de aceptar esto y ocultan al mundo la existencia de Papá Noel. Pero hay que tener cuidado con eso, porque si bien lo que nos importa es lo que recordamos de Santa, no Santa, muchos padres se pondrán a alegar que eso es en el sentido práctico o muchos dirán que eso es así literalmente. Pero eso es tema posterior, para cuando veamos la verdadera letra del Jingle Bell.

Ya seguiré yo develando las verdades de Santa Claus que nos las han ocultado, haciéndonos creer que no existe y que la conspiración es hacer creer que existe (y es todo al revés), pero haré una pausa para pensar cómo sigo haciendo andar esta analogía que asimilen la verdad oculta tras el anciano que nos deja regalos si nos portamos bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario