Hay bastantes entradas como borrador, y varios links no funcionan. Se solucionará a ritmo semanal, y habrá entradas luego del tiempo de descanso que tomé. Saludos!

19 feb. 2011

Contemplaciones sobre la ecuación de Drake

En el artículo anterior vimos qué es la ecuación de Drake, qué implica y qué supone cada uno de sus items. Ahora lo que nos llama a esta entrada son las opiniones acerca de esta ecuación, sus puntos flacos y, finalmente, unos cálculos a ver si es que logramos estimar un número de civilizaciones técnicas.

Yo soy de las que piensa que esta fórmula no nos dirá nunca las civilizaciones existentes, aunque supiéramos los datos requeridos en esta. Uno de los puntos en contra es que la ecuación no tiene enconsideración el que una civilización puede emitir un mensaje, extinguirse y nunca escuchar, por ende, una contestación.
¿Una cultura extinta cuenta para la ecuación?
¿Y si nuestro caso es al revés, y nos llegasen emisiones de una civilización ya desaparecida? ¿Contaría a efectos de esta ecuación esa civilización entre las con capacidad de comunicarse? ¿La ecuación se ve afectada por la llegada del mensaje de la cultura extinta, o hay que ignorar esto? Es decir, si recibiéramos un mensaje de una civilización extinguida luego de emitirlo, nosotros no sabríamos esto, por supuesto, y creeríamos capaces de comunicarnos activamente teniendo paciencia con el retraso que significa las grandes distancias espaciales. Esto dentro de la ecuación de Drake contaría como una de las civilizaciones estimadas en su cálculo, ¿Pero la ecuación en sí toma en cuenta la capacidad de emisión, o la capacidad de comunicación? Como son varias las formas de tomar la ecuación, este que presento es por tanto un argumento parcial. Si la civilización tiene potencial de emisión significa que es una de las culturas que busca estimarse en su cantidad.

No obstante, hay mucho más que dilucidar en cuanto a "errores argumentales". La más común de las objeciones a la ecuación de Drake es que tampoco toma en cuenta los satélites. Hemos visto agua en satélites de planetas de este sistema, con lo cual no suena demasiado osado pensar que podría haber allí vida, o que lunas de planetas que no descubrimos todavía la posean, y no los astros que orbitan. ¿O eso se da por sentado en ne? En fin, cada uno puede pensar sus propias objeciones, pero en honor a la verdad, esta ecuación es bastante útil pues cumple con el rol ilustrativo y de hecho, el que podamos hacer estimaciones a través de ella da cuenta de su utilidad como herramienta.

Pero mi imaginación es más fuerte que el rol ilustrativo y tendré que exponer otro pensamiento que expresa muy bien porque la ecuación no funciona bien, a mi parecer, y es que nadie nos asegura que un planeta desarrolle unicamente una forma de vida inteligente. Drake no se paró nunca a pensar en que el valor fl puede compensarse más adelante. Si un planeta con condiciones favorables no desarrolla vida, pues no significa nada. Otro planeta muy bien que puede generar a 3 civilizaciones de distinta especie, y las tres especies desarrollar tecnología capaz de comunicar cualquier cosa al primer alien que encuentren. Así que la escaces de un valor se compensa con otro ¿Curioso no?

Sería fácil pensar que en un planeta sólo habrá una única cultura que comunica al espacio, ya que entre especies se destruirían y sólo una saldrá victoriosa. Nosotros seguramente hubiesemos actuado así ante compañeros tecnológicos. Pero esa opinión está basada en prejuicios formados en nuestra propia agresividad como género humano. Tal vez todas las especies civilizadas de ese planeta vivan en armonía. Es algo que no vamos a saber hasta que no nos topemos con un planeta con más civilizaciones, o bien con un planeta que tenga una civilización no endémica.

Punto importante lo de una civilización no endémica. Según la RAE, endémico es "Propio y exclusivo de determinadas localidades o regiones".
Lo que digo es que Drake no tuvo en cuenta las civilizaciones colonizadoras o invasoras. El valor de planetas que pueden albergar vida se va al tacho si una especie muy grande coloniza planetas que no considera la ecuación, o sea, planetas donde no tendría que haber surgido vida de forma natural. La ecuación de Drake necesita que cada uno viva en su planeta, o que los colonizadores exterminen a los ocupantes de un mundo habitable para que la cifra no se enturbie y terminen habiendo 2 especies por planeta, o especies en planetas ignorados.

De alguna forma la ecuación de Drake nos protege de estos maleantes
Es posible que me contesten con que estoy equivocando conceptos, y que me contradigo con lo que yo misma dije de N= número de civilizaciones técnicas en nuestra galaxia. No significa que el número de civilizaciones aumente entonces, pues es la misma que ha ido a otros mundos. Pero les contestaría que estamos hablando en idiomas distintos sobre el mismo tema: ellos verían la parte descriptiva de la ecuación, y yo me voy en la parte matemática de la misma. A terminos de conceptos, una civilización técnica es una sola independiente de cuántos mundos tenga a su dispocisión. Pero a efectos de la ecuación en su sentido matemático, una civilización es un planeta. ¿Qué curioso no? Seguro te habrá sonado a paradoja, pues las dos visiones no parecen ser compatibles entre sí, y es que al "matematizar" el problema de la posibilidad de encontrarse con alguien, el valor númerico que estamos buscando es el planeta mismo.
Planeta con vida tecnológica=1. Entonces una civilización que disponga de potencial de emisión en muchos planetas no es una civilización potencial, sino que viene dado por el número de planetas. Confuso por decirlo menos, pero este planetamiento refutaría una visión absolutamente matemática de la ecuación.
Por otro lado, como Planeta con vida tecnológica=1, no se contempla en la ecuación el que hubiese más de una civilización tecnológica por planeta.

Y eso es mucho decir, por el hecho de que no tenemos forma de definir actualmente lo que se comprende como "civilización". Tal vez lo que expondré suene como un poco tonto, pero es que ni siquiera podemos estar seguros de ser nosotros mismos una civilización, o varias juntas en el mismo planeta.
Supongamos que una CET (Civilización extraterrestre tecnológica) intercepte nuestro mensaje. Si tienen una lógica parecida a la que seguimos nosotros, supondran que la humanidad es una sola especie, y una sola civilización.
¿Somos una civilización queriendo comunicarse, o 2, 10...?
El problema surge ya cuando responden, o cuando reciben un segundo mensaje. Actualmente la humanidad no dispone de políticas internacionales para encarar el tema extraterrestre, por lo que cualquier país con el potencial suficiente puede enviar el mensaje que quiera. Al ser diferente la fuente de emisión y su intención, pues es diferente la civilización que envía el mensaje. Eso es lo que conocemos como "país". No saben ellos si este segundo mensaje fue enviado consensualmente, o si provienen de los mismos interlocutores que el primer mensaje. Quizás los segundos emisores no sepan que el primer mensaje llegó, o los primeros no sepan que los segundos enviaron otro. Y mientras no dispongamos en estos dos mensajes de antecedentes de nuestra propia biología, ellos tendrán todo el derecho de suponer que somos dos especies diferentes.
Una vez sepan que somos la misma especie, pueden no tener un concepto de "país" y suponer que son dos civilizaciones dentro de una misma especie, con tecnologías muy distintas y conocimientos separados. Todo depende de la relación de los comunicadores entre ellos.

Lo mismo podría darse a la inversa: recibir nosotros dos mensajes. Supongo que se podría dar por sentado que son los mismos interlocutores en ambas ocasiones, pero quizás allá halla una guerra, o tal vez no querramos aplicar el concepto de que son países diferentes de una misma civilización.
¿Y qué pasa si les preguntamos, y ellos dicen que son civilizaciones separadas? Pues los científicos se separaran en dos grupos: los que piensen que son la misma civilización de todas maneras, pues son las misma especie y pueden reproducirse entre ellos, o los que sigan el mensaje extraterrestre, que quizás sea hasta mentira. Por otra parte nos sería más útil que fueran una sola civilización, pues así podemos enviar una sola señal hacia los dos, y no dos señales. Por supuesto que la ecuación de Drake debería tomar uno de los dos bandos, pero si asumimos dos civilizaciones en un mismo planeta, entonces Planeta con vida tecnológica1, y la ecuación de Drake quedaría inútil.


No quiero adentrarme mucho más en ese tema puntual, pero tomemos lo que nosotros sabemos de otras especies. ¿Serán las hormigas alrededor del mundo una sola civilización, o millones de civilizaciones diferentes? La diferencia en este ejercicio mental es que las hormigas no conocen al resto de las hormigas y que estas no pueden emitir señales al espacio. Por último, quizás debiéramos tomar como posibilidad que dos especies tecnológicas, sean del mismo planeta o no, hallan visto beneficioso unificarse en una sola civilización. ¿A efectos de la ecuación de Drake, contarían como una, o cómo dos civilizaciones?

No quiero hacer esta entrada mucho más larga, me he dedicado de momento a plantear puntos contra el concepto de L (salvo lo de los satélites), y si me fuera por todos los otros ítems esto sería ya de largura enciclopédica. Todos pueden sacar conclusiones respecto a la ecuación y pensar en sus propias objeciones. Mejor iré a mis estimaciones personales, la optimista y la pesimista. Sin embargo, no puedo empezar sin antes aclarar algo respecto a lo que hablé de L, y es que no mencioné ninguna cifra al respecto, ya que mi idea es que una civilización tecnológica dura infinito. Por supuesto que si multiplican las cifras anteriores por infinito significaría que habrían infinitas posibilidades de comunicación, y aquí se pone en juego la factibilidad de la ecuación de Drake nuevamente.
¿Necesariamente eso significa que no pueda vivir para siempre una cultura? Quizás la vida tecnológica en el universo, no ya la galaxia, sea muy nueva y no haya dado tiempo de exintiguirse a nadie, o nadie se a vuelto una civilización de tipo 3 como para ponernos a pensar en la inverosimilitud de los fracasos comunicativos.
Entiéndase por supuesto que al referirme a la duración infinita de una civilización expreso que ninguna a desaparecido desde su formación, no al hecho de que no vaya a extinguirse jamás. Quizás la ecuación de Drake en su faceta más matemática no sirva bien a su empleo, quizás yo presenté recién un problema mal formulado (que de hecho así fue) o tal vez no haya que usar esta ecuación más que como una estimación.
La vida media dependerá del ritmo biológico, de cuánto vivan y a qué velocidad viven
Pero me atendré al cálculo. Como no puedo decir infinito, ni tampoco puedo decir que el 50% vive y el 50% no subsiste, entonces estoy limitada a poner una cifra en números. Dígamos 20.000 años, y eso no es ser pesimista u optimista, pues verdaderamente no lo sabemos. Detecto que nosotros por alguna causa tenemos la idea de que no vamos a durar mucho más (a ver qué causa...) pero no lo sabemos. Y cuenta mucho para otras especies lo que mencioné de sus ritmos metábolicos y vitales. Una especie que viva dos mil años, (tenemos árboles que viven el doble que eso, anda a saber de un extraterrestre) va a tener un período de emisiones realmente largo, aunque en realidad no hay una proporción entre la vida en años y la velocidad de reproducción o la "velocidad de pensamiento".
Pero me quedaré con mis veinte mil años, esa será la media de vida de una civilización tecnológica con capacidad de emitir. Muchos personajes de hecho plantean cifras cien o doscientas veces menores que esta, pero la estiman basándose en cómo se ha desarrollado el hombre desde que realizó sus primeras transmisiones. Yo me voy al lado más biológico que me dice que el período metabólico de una especie puede ser cualquiera, y además estoy tratando de efectivizar la ecuación para que sirva de algo.

¿A qué me refiero con efectivizar la ecuación? Pues que si en realidad todas las especies de la galaxia, sean millones o solo dos, no pueden comunicarse entre sí, la ecuación se disipa en el aire.
Si una especie tiene, como opina gran parte, una vida de entre 100 o 200 años entre su primera emisión y su desaparición, entonces eso es lo más parecido a que nadie puede comunicarse. Nosotros sabemos que hay zonas de la galaxia en que sería imposible desarrollar la vida como la conocemos, pero aún basándose en evitar pensar que la vida se reparte equitativamente en la galaxia, doscientos años no son posibles para una comunicación. Dentro de estos doscientos años, el mensaje hacia afuera no nació en el año 1. Nos demoramos bastantes años en formar un mensaje y otros varios en lograr apuntar a una parte del espacio con vida que pueda contestar. Supongamos que fueran 50 años ya consumidos. La señal entonces debería poder viajar 75 años y ser contestada inmediatamente para que logremos recibir respuesta antes de extinguirnos. Si la señal viaja 76 años, tardarán los oyentes un tiempo X en planear una respuesta, que diremos que es cero. La señal viaja otros 76 años y ya pasaron 152 años desde que fue de ida. es decir, como enviamos la señal "ganadora" a los 50 años de edad como especie emisora, pues que han pasado 202 años y y estamos muertos.
Toda onda electromagnética en el vacío irá a aproximadamente 300 mil kilómetros por segundo (299,79), lo que dal el concepto de año luz. Supongo que entenderán ese concepto pues no voy a pararme a explicarlo. En 75 años luz a la redonda, según nuestras observaciones, no hay nada interesante. Si asumimos que estamos en un lugar "habitable", siendo menos habitable el centro de la galaxia, entonces nos topamos con que a nivel galáctico es bastante poco probable que dos civilizaciones estén tan cercanas, a menos que alguna respuesta a la paradoja de Fermi nos explique que hay civilizaciones cerca de las que no sabemos ni podemos saber. A esa distancia de nosotros hay pocas estrellas, y pocas todavía las que en realidad parecen interesantes.
Una corta vida media emitiendo casi garantiza el no hallar nada
Por supuesto que si lo buscamos no es ya comunicarnos, sino que viajar, entonces la civilización deberá vivir decenas de miles, cientos de miles, o millones de años (a menos claro que nuestra física nos esté llevando a un callejón sin salida). Aún así para simplemente comunicarse habrá que tener cada comunicador promedios de vida tecnológica grandes, quizás de magnitudes 10 veces menores en vista del tamaño de la galaxia.
Y además, con vidas medias tan cortas, la propia ecuación de Drake nos juega en contra pues no será simple acertar una comunicación, pues es mucho más probable, si nos topamos con vida, que sea una cultura no tan desarrollada o una ya extinta.

Tal vez la ecuación debiera considerar otros ítems como la separación media entre cada civilización tecnológica, en años luz, antes que L. Reduciría mucho el número indicado, pero la ecuación no nos diría el número de civilizaciones existentes, sino que el número de civilizaciones que potencialmente podremos descubrir. También planteé antes el dividir fl en la cantidad de planetas suficientemente longevos para desarrollar vida, y los que verdaderamente los desarrollan. Aunque puede ser que fl deduciera los dos valores de inmediato. Cada uno puede librepensar sobre la ecuación, mas yo ahora desarrollo mis estimaciones basadas en la ecuación original.
Primero el calculo optimista:

-Tasa de formación de estrellas: 7 al año.
-Estrellas con sistemas planetarios: 33,333%, es decir 0,3.
-Planetas con condiciones favorables: 1 entre 60, es decir 0,167
-Planetas que realmente tienen vida: 40%, o sea 0,4
-Planetas con vida en los que aparece la inteligencia: 90 porcierto, es decir 0,9
-Vida inteligente que se tecnologiza lo necesario: 80 porciento, es decir 0,8
-Promedio de vida de la civilización: 20.000 años.

Con eso tenemos que: 7 x 0,3 x 0,0167 x 0,4 x 0,9 x 0,8 x 20.000 es igual a 202,0032. Más de 202 civilizaciones, pero no hemos dado con ninguna porque la ecuación de Drake no considera para nada las distancias espaciales. Si hubieran 202 civilizaciones repartidas equitativamente en la Vía Láctea, de seguro aún no logramos descubrir ninguna, tanto por la mera distancia como por el hecho de que hay que estar escuchando, y en la dirección y ancho de bandas correcto, no oyendo. Por otro lado, la ecuación nos revela que, de poder ser aplicable, habrían en promedio 202 civilizaciones coexistiendo en la galaxia durante escenarios de veinte mil años. Podrían ser más, o menos, pero siempre sería por ese número, algunas culturas naciendo y otras pereciendo.

Oír y escuchar no son lo mismo, astronómicamente
Hice mención a la diferencia entre escuchar y oír. Oír es un acto involuntario de los seres con audición (un acto involuntario de los seres con radiotelescopios), pero escuchar denota intención y atención. Muchas veces habremos oído un discurso de un político, pero en realidad no lo escuchamos porque no le prestamos atención. Además, si el discurso pasa en nuestros oídos sin que a nosotros nos importe, no hay intención de escuchar. El ser humano oye, pero escuchar efectivamente es algo mucho más complicado, sobre todo en un mar de sonidos naturales.
Eso ya es un problema. Otros motivos para no encontrar a los otros 201 que andan en la galaxia se pueden intentar contestar con las respuestas que se hacen a la paradoja de Fermi. Ya más adelante hablaremos de ello.

Vámonos a mi postura negativa. Sobre la cantidad arrojada anteriormete, si les parece mucha es cosa de ustedes, son varios que piensan que hay cientos de miles.

-Tasa de formación de estrellas que pueden albergar vida: 1 al año.
-Estrellas con sistemas planetarios: 4,762% , es decir 0,04762.
-Planetas con condiciones favorables: 1 entre 80, es decir 0,0125
-Planetas que realmente tienen vida: 13%, o sea 0,13
-Planetas con vida en los que aparece la inteligencia: 65 porcierto, es decir 0,65
-Vida inteligente que se tecnologiza lo necesario: 70 porciento, es decir 0,7
-Promedio de vida de la civilización: 2.000 años.

Con eso tenemos que:  1 x 0,04762 x 0,0125 x 0,13 x 0,65 x 0,7 x 2.000 es igual a 0,070418075.
Esta cifra significa que en catorce años, con una potencia de 100% de detección de civilizaciones en cualquier punto de la galaxia que habitamos (y vaya a ser esa potencia en realidad de 0,0001%, sería mucho decir), encontraremos a alguien. En este caso la ecuación ya no nos revela la cantidad de civilizaciones. O asumimos que la ecuación nos dice que estamos solos, o consideramos que esta cifra nos da una estimación de lo que precisamente adolescia antes: el tiempo. No hemos logrado contacto con nadie dentro de la galaxia, lo cual significa en términos matemáticos varias cosas:
-Si la vida media de la civilización tecnológica es de 2.000 años, entonces en mil años luz a la redonda no podremos detectar nada. La galaxia tiene más de cien mil años luz en línea recta, así que jodemos todos.
-Nuestro potencial de escucha no es de 100%, así que hay que dividir el tiempo en años que nos demoremos en encontrar a alguien más por 14,2 para calcular nuestro potencial de escucha.
-La ecuación definitivamente no cuenta el número de civilizaciones, puesto que el valor mínimo es 1. El valor de 0,0704 refuraría nuestra propia existencia, o bien diría que tuvimos 1/14 de posibilidades de haber existido. Si esa premisa es cierta, entonces toda civilización tiene 1/14 de posibilidad de surgir en R, con lo cual habría millones de formas de vida en la galaxia. O sea, estamos refutando la ecuación en su resultado mismo.
Tal vez sólo falte un poco de paciencia
Este último punto es bastante abstracto y no tiene mucho sentido fuera de una visión matemática del asunto, pero lo que he dicho tiene sentido al hacernos fijar en lo que es nuestra capacidad de escucha. Si fuese 100% no sería sorprendente descubrir al menos una civilización entre 14,2 años o 1,356 días, pero como evidentemente es menos incluso del 0,1% deberemos demorarnos tal vez siglos en hallar a alguien, y la tasa mejorará mientras nuestra capacidad de escucha aumente. Es demasiado difícil dar con alguien, esa es mi contestación a la paradoja de Fermi. Recordemos que incluso en una visión facilitante del asunto, con las 202 civilizaciones, estas no pueden comunicarse activamente con otra a más de 10 mil años luz de distancia. Y la vía láctea tiene, en línea recta, más de cien mil. Las 202 no podrán conocer entonces ni a un quinto de las civilizaciones en su vida, volviendo a las matemáticas y dejando fuera la posibilidad de que viajen interestelarmente como lo requiere la ecuación para que Planeta con vida tecnológica=1.

La moraleja, evidentemente, es que hay que tener paciencia.

17 feb. 2011

La ecuación de Drake

Hasta la fecha, el número de planetas extrasolares descubiertos quizás no sea muy alentador: un poco más de quinientos. Por lo demás, las técnicas de que dispone nuestra cultura humana son más bien básicas, siendo mucho más probable el descubrir planetas gigantes cómo Júpiter, hasta donde sabemos, incapaces de generar vida.
Pero estamos recién comenzando el camino. La detección de planetas se hizo oficial recién en el año 1992, y el ritmo y perfeccionamiento de los procesos de detección aumenta a niveles sorprendentes, al punto en que muchos científicos piensan que en pocos años no será raro el haber detectados ya no cientos, sino que miles de exoplanetas, muchos de ellos orbitando en estrellas de la secuencia principal, como lo es nuestro Sol, y además en órbitas que, de acuerdo a los conocimientos de la única vida que podemos estudiar (la de la Tierra), sean habitables.

Los planetas hallados en su mayoría son similares a Júpiter
¿Qué tan probable será el descubrir, dentro de las próximas décadas, planetas parecidos a la Tierra? Pues de estos avances no hay que extrañarse mucho, ya que se han descubierto planetas en los que se supone hay agua, cómo Gliese 436b. Pero su elevada temperatura lo harían poco merecedor de vida cómo la conocemos. Además, sin duda es probable que, mediante más tiempo estemos estudiando allá afuera, más capacidad de encontrar planetas lo más parecidos al nuestro tendremos, e incluso en una órbita que creamos habitable. Aunque tal vez esto no sea, derechamente, algo que haga inferir la existencia de vida allí. Podrían no haberse dado las condiciones que creemos tan "casuales" como para formar vida, y ser un mundo infértil repleto de moléculas orgánicas inconexas.

En vista de este y muchos otros cuestionamientos es que en 1961 el radioastrónomo Frank Drake creó una ecuación matemática que ahora es bien conocida en todo el mundo, ya que es la fórmula que en teoría debiera indicar, conociendo a exactitud sus variables, el número de civilizaciones extraterrestres que pueblan en promedio cualquier galaxia, en particular esta, la Vía Láctea.
Naturalmente esta variables, de momento y quizás por cuánto, son vagas y tan sólo se le pueden asignar valores estimados, con lo que la ecuación de Drake genera un abierto debate sobre la fórmula misma, sobre estos valores y sobre las estimaciones hechas.

N= R x fp x ne x fl x fi x fc x L Cosa que puede sonar bastante rara y abstracta, así que vamonos por puntos, y luego nos llenaremos la cabeza con ideas y cifras, a ver a qué conclusión llegamos.

- Número de civilizaciones técnicas en nuestra galaxia: N
La vía láctea y sus dos brazos
El meollo del asunto consiste en estimar, con la mayor exactitud posible, la cantidad de especies que han podido desarrollar tecnología en nuestra galaxia y, además, que pueden efectivamente establecer algún tipo de contacto.  Es decir, contemporáneas a nosotros. Puede sonar tétrico, pero siendo la galaxia un sitio tan grande, y siendo la información limitada en cuanto a su velocidad, es muy posible que una civilización se desintegre debido a factores internos (guerras nucleares, pandemias autodesatadas...) o externos (cambios drásticos en su estrella, asteroides...) y el mensaje, de acertar a nuestros satélites y nosotros tener capacidad para escucharlo y entenderlo, ya tenga el suficiente retraso. La luz en un año abarca una fracción minúscula de la galaxia, solamente, por lo que una comunicación de ida y de vuelta podría tardar un tiempo exagerado, muchas generaciones, en cuanto a las espectativas de supervivencia de una especie. Dichas expectativas, por supuesto, se basan en nuestra propia experiencia.

- Tasa media anual de formación de estrellas en nuestra galaxia: R

Una estrella que permitió la vida: el Sol
 El ritmo en el que las estrellas se forman en la Vía láctea es el primer escalafón, y el más indispensable de todos, puesto que la vida y todas las estimaciones que nos hacemos de ella provienen de estas fuentes energéticas largamente duraderas, pero finitas. Estimaciones nos dan una cifra de estrellas en la galaxia, pero a su vez es importante conocer a qué velocidad se forman nuevas, y qué clase de estrellas podrían ser estas.
Las estimaciones que ha arrojado la NASA son de 7 estrellas por año. Si nos quedáramos sólo con el enorme tiempo que dicha estrella "bebé" puede tardar en ser completamente estable y en estar apta para acoger vida, pues serían malas las noticias. Por suerte, la galaxia todavía tiene otras 200 o 400 millardos de estrellas para revisar. Pero tomando la vida media de cada civilización tecnológica, este dato se vuelve ya más relevante, pues nos puede aproximar a una cifra de cuántas nuevas civilizaciones se pueden volver tecnológicas a lo largo de nuestro período observable y qué otras más hay en dicha situación. No podemos, sin embargo, saber cuánto tiempo demora una especie en lograr emitir ondas y cuánto dura su capacidad de transmisión, o si esta capacidad se mantiene indefinidamente.
Otra cosa es también qué cantidad de estas estrellas que se van formando serán aptas para acoger la vida. Como lo único que conocemos es lo concerniente a la biología terrestre, pues hemos de basar las predicciones más fieles en la producción de estrellas tipo K o G enanas o sub-enanas, de las cuales los más reputados creen que sería de 1 o 2 al año, cosa que es, por cierto, una estimación que no convence a muchos por lo mucho o por lo poco.

- Fracción de estrellas con sistemas planetarios: fp

La cantidad de sistemas con planetas es muy importante
Cualquier estimación a este respecto se me hacen a mí antojadizas, incluso las propias. No van a ver a dos astrónomos ponerse de acuerdo sobre este tema nunca, y es que, de partida, no se conoce con exactitud la manera en que los planetas se forman, o qué es lo que hace falta para tal suceso. Y, por cierto, no se conoce para nada la tasa de formación de otros objetos celestes de una "vecindad", tales como asteroides, cometas o nubes de gas.
Sumándole complejidad al asunto, un planeta gaseoso como Júpiter en la mayoría de los casos se descarta de inmediato, y es que ya explicamos que estos son los mundos más fáciles (o menos difíciles) de descubrir. Pero ¿Habrán más mundos gaseosos, o rocosos, independiente de nuestra observación? No sabemos, aunque gran cantidad de personas, incluyéndome, piensa que serán más los planetas gaseosos. Es un montón de factores a considerar, tales como la metalicidad de un disco circumestelar, la distribución de sus elementos, etcétera.
Ideas mías, serán un tercio las estrellas que formen planetas, tal vez menos. La diferencia es que hasta el momento he tomado a R como la formación anual de estrellas (cualesquiera), a diferencia de la mayoría que toma a R como la formación anual de estrellas apropiadas para generar vida. Interpretación de cada quien, y es que yo tengo motivos para verlo así.
Si me preguntan por la fracción de estrellas habitables con planetas, pues será de un tercio también. La diferencia radica en esta pregunta ¿Cuál es la cantidad de planetas, en promedio, que puede llegar a tener una estrella similar al Sol? ¿Será acaso diferente al promedio de planetas en otras estrellas más masivas? Si hago el ejercicio mental de tomar un estrella tipo A y poner planetas mucho más lejos, a salvo de su radiación y gravedad, me toparé con que puede haber vida allí, pero es muy difícil que se forme un planeta  masivo y no gaseoso tan lejos. ¿Es entonces más probable que una estrella más reducida como la nuestra, con un planeta más cercano, albergue la vida? NO.

¿Y por qué no? Puesto que no sabemos si se forman en la vía láctea más estrellas grandes o pequeñas, aunque cálculos se pueden hacer, y el número de estrellas conocidas también cuenta. La respuesta, según estas mediciones (que pueden ser muy buenas o fruto de que sea más simple descubrir estrellas supermasivas), es SÍ.
Si no se perdieron en mi mal explicada contemplación, si la respuesta es sí, yo creo que fp será de un séptimo de un tercio. Si la respuesta es no, pues de un tercio. A mi juicio, cualquier valor entre esos dos es probable.

- Número medio de planetas en cada sistema con condiciones ecológicas favorables para la vida: ne
 
Zona habitable estimada para diferentes estrellas
Y aquí llegamos al concepto de una zona habitable, o de ecoesfera. Aunque, basados en la órbita de un mundo, sería mejor llamarle "ecodisco". Esta zona, por supuesto, está descrita a partir de lo que nosotros conocemos sobre nuestra existencia y las mejores aproximaciones posibles (el juego que hice de poner el planeta más lejos en un sol más grande y energético). Si nos ponemos rigurosos ante nuestra propia fragilidad, tenemos que si cualquier condición en nuestra órbita hubiese sido un poco, tan sólo un poco distinta, el planeta no hubiera generado vida en lo absoluto. La distancia media que nos separa del sol es entonces el centro de la zona habitable y, en términos didácticos, si algo está muy atrás o muy adelante, no hay vida.
Como bien se presenta en esta archiconocida imagen (que no sé ni siquiera si está copyrighteada, y le saqué hasta Plutón), Venus ya no está dentro de la habitabilidad y Marte está rayando en el otro extremo, nuevamente muy lejos. Pero estos cálculos sugieren que el mismo Marte a la misma distancia de un Sol más masivo hubiese podido albergar vida. Eso, por supuesto, es debatible.

Yo soy mucho más optimista que la media sobre el rango habitable de una estrella. Habitable por vida como la conocemos, naturalmente, pues si incluimos tipos de vida no basadas en lo que es conocido de la Tierra entonces el concepto de habitabilidad se esfuma. De hecho, no veo mayor impedimento en la distancia media de Marte o Venus. Tal vez si es que Venus hubiese contado con mayor suerte habría generado vida que comenzase a oxigenar la atmósfera, y así no sería un mundo presa del efecto invernadero extremo. Podría contener oxígeno y resto de gases en cantidades apropiadas puesto que su gravedad los retendría; el clima sería agradable, lo que se echaría de menos sería el agua.
¿Y si la vida de Venus surge no en el agua, si no que en su atmófera tan densa? ¿Qué probabilidad hay de que todos los componentes orgánicos sean estimulados para formarse en las bases de la vida?
El mismo cuento también con Marte, y además allí hay agua congelada.

No obstante, aventurar que en cada estrella habitable hay en promedio 3 planetas con posibilidad de formar vida parece muy osado. Sobre todo teniendo en cuenta mi propia impresión de que, como mínimo, un 0,42857% de estrellas nacientes va a albergar la vida.
En fin, la estimación que hace la triste Wikipedia en español es que uno de cada doscientos planetas estará en la ecoesfera. Hacen bien en notar las limitaciones tecnológicas de nuestras observaciones, que nos hacen difícil ver planetas rocosos y mucho menos dentro de la zona habitable. Ahora, al mencionar a Gliese 581 d tendrían que ampliar el concepto de "habitabilidad", ya que no entra en zona habitable como está actualmente demarcado (es obvio que se trata de una demarcación arbitraria).
Sacando cuentas, pues a mí se me ocurre que un planeta de entre doscientos es muy poco, quizás uno entre 60 u 80, basándome en  nada, por supuesto. Son especulaciones.

- Fracción de esos planetas en los que de verdad se desarrolla la vida: fl

Estructura "ladrillo" de todo ser vivo
Por supuesto, ya abandonamos el campo en que la especulación tenía cierta base en donde apoyarse. La cantidad de planetas en los que de verdad se desarrolla vida no es algo que podamos definir ni tan siquiera con probabilística.
Pero todavía podemos teorizar, volviendo, como ya es común, a nuestros propios antecedentes. La vida en la Tierra por supuesto que no se originó de un momento a otro, primero se tuvo que superar la etapa de formación del planeta. Luego las condiciones para esta vida tuvieron que tornarse favorables, el vapor de agua existente tuvo que condensarse y formar mares, y así tener disponible la "sopa primigenia". El período que se atribuye a la formación de las primeras formas capaces de reproducirse a sí mismas se comprende entre 4.400 y 2.700 millones de años.

¿Cuánto tiempo habrá tardado la vida, efectivamente, en aparecer, una vez las condiciones estuvieron dadas? He aquí otra pregunta sin solución. Tal vez un día, tal vez un millón de años. Tal vez la vida nació miles de miles de veces, y producto de la radiación desapareció, en una especie de "tentativa vital" en la que por fin una forma de vida subsistió el suficiente tiempo para generar copias, y estas copias abarcar áreas cada vez más grandes. Mediante la cantidad de integrantes de esta familia microscópica aumentase y abarcaran mayores espacios, el riesgo de desaparecer disminuía.
¿Y el tiempo en que estas formas demasiado elementales evolucionaron en lo que se describe como una bacteria? Según las pruebas nos permiten estimar, millones de años. Eso sugiere que la formación de la vida es un proceso muy rápido a escala cósmica y planetaria, aunque a nivel humano eso suene como una eternidad.

Toda la vida en la Tierra proviene de un único ancestro común, hasta donde se sabe. Puede resultar de perogrullo o un completo enigma, segú se mire. ¿Habrá sido esta primera forma de vida, que desencadenó en todo lo que conocemos, la primera en generarse? Pudieron haber más ramas alternativas que, de haber podido expandirse y evolucionar, ser absolutamente diferentes a nosotros, hasta el punto en que nuestros conocimientos biológicos no sirvan para estudiarlos en profundidas. Parecerían extraterrestres en nuestra Tierra.
Es posible que estas otras ramas nunca hayan surgido, o que hayan nacido de a millones sin mayor relevacia que un destello. Pudiera ser que microorganismos así aún sobreviuvan y no los hayamos descubierto por vivir en sitios demasiado complicados. Eso ya no viene mucho al caso.

La fracción de planetas que puede desarrollar vida entonces, viene dada por la edad que tienen estos mundos y su composición atmósferica. Los científicos siguen insistiendo en el agua, pero tal vez no sea necesaria una "sopa primigenia", tal vez la vida pueda desarrollarse en un ambiente gaseoso o en otro líquido. Un planeta, entonces, ha de tener una cierta cantidad de miles de millones de años antes de ser cantidato a albergar vida. Al menos eso se supone.
La estimación wikipédica nos dice que 13 de cada 100 planetas habitables ya tienen suficiente longevidad, pero yo sigo pensando en que el cálculo deja demasiado al azar. Quizás un planeta pueda albergar vida más joven, o quizás, con esas mismas estimaciones, haber una mucho mayor cifra. Y de ese 13% de planetas de la ecoesfera con suficiente edad, ¿Cuántos tienen certera posibilidad de tener vida? ya saben cual es la respuesta. Nuestras estimaciones tendrían entonces que disminuir de ese 13%.
Podríamos, además, partir este concepto en dos y acomplejar la ecuación: el número de planetas longevos, y el número de planetas longevos en el que efectivamente se desarrolla la vida. Pero yo me voy a quedar con una cifra mucho más optimista. Si hay condiciones y tiempo suficiente, ya que la ecuación no la considera, pues un 40%. Ya vimos que de lo que yo considero zona habitable, 3 planetas,  1 tuvo vida y eso es el 33%. Yo lo redondeé. El 13% sería mi cálculo pesimista.

Fracción de planetas con vida en los que surge la inteligencia: fi

Estructura pensante y racional: cerebro y su neocórtex
Otra pregunta difícil para la ecuación de Drake, aunque nos acercamos más y más al fin del camino en la búsqueda por intentar conocer el número de civilizaciones tecnológicas en nuestra galaxia. Esta cifra dependerá del tiempo que le toma a la vida evolucionar y desarrollar un grado de perfeccionamiento tal que surjan los seres analíticos. Y quí, en este campo, tenemos un problema aún mayor que con la fracción de planetas con vida, puesto que los datos que dispone nuestra civilización sobre esta media son totalmente irrelevantes. Una cosa es determinar el tiempo que demora la vida en desarrollarse, y otra el tiempo en que dicha vida se racionaliza y se ahace preguntas que no tienen que ver con sus necesidades inmediatas. ¿Por qué nuestos propios datos son irrelevantes ahora, según mi perspectiva? Pues porque en la Tierra se han de demorado mucho en aparecer muestras de inteligencia.
Sin saber la fecha exacta en que se formó la vida, es muy vago estimar cuánto se ha demorado la vida inteligente en entrar en el escenario. Pero han sido miles de millones de años. Y eso descontando sobre cuándo realmente se puede decir que un ser vivo es inteligente. ¿Hace un millón de años el humano era necesariamente inteligente? No lo creo. Tal vez la inteligencia en su definición más prohibitiva se remonte a pocos miles de años.

Lo que me mantiene intrigada es el alto número de extinciones masivas por el que ha pasado la vida Terrestre dentro de los últimos quinientos millones de años. No sabemos si una especie realmente inteligente que comenzaba precariamente a mirar el cielo y preguntarse "¿Qué demonios?", desapareció por completo y toda su familia biológica. Por supuestos que a efectos de la ecuación de Drake lo que interesa es que la vida inteligente subsista, pero quedamos con el problema de que las eras que un planeta tiene para formar la inteligencia son bien amplias. Pero a ojos soñadores este problema no lo es, sino que es una ventaja. Hasta ahora mis pensamientos y estimaciones han ido reduciendo el número de especies, y esta nueva incertidumbre hace que este número aumente en su probabilidad. La vida inteligente pudo haberse desarrollado desde los primeros gusanitos marinos hasta la época de los dientes de sable, y quizás quién sabe cuánto más quede por delante. Esto está comprendido dentro del eón farenozoico
No creo que el resto de planetas tenga tanta mala suerte de contar con 6 extinciones masivas. Puede que tengan una, que tengan 2 o tal vez cuarenta, pero el hecho es que si hay pocas extinciones, más temprano que tarde aparecerá esta vida. Por último, tendríamos que estimar una zona de la vía láctea libre de eventos cósmicos que no sean de mortandad absoluta (una supernova que explotase a pocos años luz de nuestro planeta con vida y kaput!,), sino que de mortandad parcial, y hacer más estimaciones sobre estimaciones. De este número no podremos estar seguros jamás, y me parece el más abierto al debate de todos.

Mi cálculo personal entonces será muy antojadizo. Tengo la idea de que tarde o temprano, una vez habiendo vida, aparecerá la inteligencia. Como 100% es demasiado extremo, lo dejaré en 90.

- Fracción de planetas con vida inteligente en los que aparece un civilización técnica avanzada: fc

El planeta Tierra está oyendo activamente
Ya pasamos el umbral de lo estimable, a mi parecer, aunque conjeturas podemos seguir sacando. El asunto radica en si necesariamente una civilización llega o no a emitir ondas al espacio, todo depende de cuánto tiempo pase desde sus inicios a su época industrial (asumiendo que tengan industrias; cómo saber si se les da por construir las cosas a mano porque son como pulpos con mil extremidades y no necesitan producción en cadena ¿No?), y de cómo se enfoque su civilización.

El concepto de "enfoque" de una civilización tal vez no me lo entiendan sin adentrarme en él. Para ello asumamos  por un momento a modo de ejemplo que la media de inteligencia de los delfines supera a la media de inteligencia de los humanos, y que entonces nuestras dos especies son inteligentes, siendo el ser humano quien al final desarrolló tecnología necesaria para comunicarse.
Supongamos que los delfines tienen las mismas características que a nosotros nos hicieron falta para desarrollar la tecnología, es decir, manos. Ahora los delfines con manos pueden agarrar cosas, construir chozas o catapultas, y mediante salten en las noches descubrirán el firmamento estrellado, y anotarán sus cálculos astronómicos en una piedra tallada. Mucho más tarde podrían desarrollar una sustancia que sea el equivalente a nuestro papel, sólo que impermeable para que sirva dentro de su habitat. Una vez acabasen su espacio en el mar podrían comenzar a "asalariar" los lagos y ríos para vivir allí, y una vez conquisten toda el agua que puedan, tendrán conocimientos en arcología, crearán domos en la superficie y los llenarán con agua y dejarán oxígeno en la parte superior, o bien diluirán mucho oxígeno en esta agua para no tener que subir a respirar.
Todo podemos imaginar si el ser inteligente tiene extremidades aptas para desarrollar las herramientas básicas, pero eso no nos dice que necesariamente las vayan a desarrollar.

Un delfín es un predador formidable que ataca en equipos, y que detecta las presas a cientos de metros de distancia. No va a tener entonces necesidad de perfeccionar su caza mediante la tecnología como hicimos nosotros. Ellos son veloces y son las criaturas marinas que menos tiempo pasan buscando comida, puesto que la tienen garantizada puesto que tienen los medios para suministrarsela. Así que ya negemósles la necesidad de la ganadería, de la agricultura y por lo tanto de hacer molinos de agua, etcétera. Si tuvieran manos y tomaran herramientas pues serían menos hidrodinámicos y sería para peor. Los delfines actualmente toman rocas con el hocico para ciertos casos en particular, pero no dependen de las herramientas. Nosotros nos hicimos dependientes a nuestras herramientas y fuimos avanzando en base a ello. ¿Necesariamente una especie por tener inteligencia y medios físicos para generar innovaciones va a volverse una cultura tecnológica? No lo sé, yo creo que no es necesario si son lo máximo en su entorno. En cambio el hombre era débil, friolento, lento,  asustado. Pensémoslo.
Las culturas que se excluyan de la necesidad de tecnología podrían desarrollarlas pero haría falta mucho más tiermpo pues no la necesitan hasta que se vuelvan dependientes de ella. En conjunto, seguirán siendo animales por un lapso mucho más amplio que nosotros mismos.

¿Y olvido las propias dificultades que el medio les impodría para desarrollar su tecnología? Siguiendo con nuestros amigos delfines, quizás cuánto tiempo demoren en crear una simple fragua y empezar la edad de los metales, pues todos vemos lo evidente que es que las combustiones allá abajo no se dan tan simple. Nosotros mismos tenemos problemas de escucha por nuestras condiciones planetarias. Una parte de las frecuencias rebota de vuelta, así que si quisiéramos mandar mensajes en esa banda nos tenemos que poner ya en el espacio. También hay frecuencias que tienen problemas para ingresar, y que encima son importantes. Puede que nos estén bombareando con saludos en tal rango y nosotros ni nos enteramos.

Ahora, en caso de que una civilización efectivamente desarrolle sus tecnologías, falta tomar este "enfoque" para permitirse una lectura acerca de cómo sería su civilización. El enfoque sería una mezcla de la personalidad de la especie (curiosos, impulsivos, análiticos) y de hacia dónde quieran llevar su tecnología. En este caso creo que los humanos hacemos esto al revés y nos dejamos llevar por ella, pero una cultura podría decidir si quieren una sociedad basada en manejar campos magnéticos para todo, en utilizar la genética y la trasgénica para suministrarse todo o basarse en las radiaciones de fondo para su provecho energético. Una civilización puede decidir, entonces, de dónde extrae la energía, o dejarse llevar como hacemos nosotros, y querer extraer energía de todas las maneras posibles sin ser demasiado bueno ni hábil en ninguno de los métodos.
Otro punto importante de mi enfoque es si una cultura puede desarrollar una matemática diferente a la nuestra. Si fuese posible (aunque en realidad yo pienso que sería difícil) una civilización así sería muy, muy, muy diferente a la nuestra.

Pero eso no es nada. No se nos garantiza que la civilización nuestra en realidad entre en este mismo concepto de la ecuación de Drake. ¿Estamos seguros de que somos una civilización técnica avanzada? Un término más amplio de este término es el de la misma wikipedia... Fracción de esos planetas donde la vida inteligente ha desarrollado una tecnología e intenta comunicarse, pero eso también nos excluye, puesto que en gran parte nuestra estrategia ha sido escuchar, más que hablar. Por lo tanto, se podría especular que toda civilización tan rastrera como la que tenemos empezaría primero escuchando, ante su capacidad tan escasa de comunicación efectiva. Mediante la tasa de comunicación efectiva tienda al alza, empezaremos a hablar más que escuchar.
Pero no quiero teorizar sobre ese respecto, ya sería hacer una ecuación nueva sobre la antigüedad de una cultura, su tiempo de escucha y su capacidad de transmisión.

¿Y mis cifras propias? Bueno, el 80%. Si nace una cultura inteligente tarde o temprano desarrollará tecnología y capacidad de comunicación, y hasta donde sabemos, una civilización no tendrá capacidad de autodestruirse hasta mucho después de ya formadas las emisiones (en verdad no creo que un invierno nuclear en realidad pueda extinguirnos, ni tan siquiera afectar nuestra cultura tecnológica en gran parte). Podrán ser carnívoros eficaces y con un entorno hostil para el desarrollo de tecnología, pero han de generarla se tarden mil años o cien mil.

- Vida media en años de una civilización técnica avanzada: L

La capacidad de destrucción en el ser humano
De esto hay miles de conjeturas. Fermi planteó su famosa paradoja contestando que nos ha ido mal buscando comunicación debido a que todos se han autodestruido. Era la segunda guerra, así que se entiende. Como mencioné hace poco, realmente no creo que el ser humano tenga real capacidad de extinguirse a sí mismo. Es cierto que en el mundo de seguro todavía quedan mucho más de mil bombas nucleares, y si todas juntas se vinieran encima no sería muy hermoso, pero quedaríamos vivos. Lo que sucedería es que nuestras ondas cesaran por algún período de tiempo y luego las retomaremos porque ya somos una cultura tecnológica, y sería imposible volver al principio. Si se acaba la electricidad por algún motivo, por ejemplo, que se destruyeran todas las centrales de todos los tipos, no costaría cientos de años volver a generarla. Es como andar en bicicleta luego de mucho sin usarla. Quizás uno mueva el manubrio un poco, pero no va a caerse porque ya aprendió a andar.
Independiente de las opiniones sobre el tema de la propia destrucción, hay que considerar otras causas para que una civilización termine su existencia. Un impacto como en los dinosaurios o una supernova muy cercana y adiós. Quizás haya que considerar el que una civilización deje de emitir por motivos propios, pero eso ya entra en la paradoja de Fermi, a la que me referiré también en otra entrada.
Los únicos cálculos para determinar esta cifra ni siquiera me interesa describirlos puesto que no significan para nada. ¿Qué sentido tiene calcular la existencia de civilizaciones antiguas, o calcular cuánto tiempo más nos queda a nosotros? Una vez lo sepamos, nadie más va a quedar para hacer estimaciones.
Además, eso depende del metabolismo de las criaturas. Si nos topamos con una civilización con períodos de vida de miles de años, pues su existencia tecnológica se dataría en millones de años, no en cientos como nosotros. Si, por el contrario, fueran criaturas de una vida efímera, tal vez su cultura tecnológica dure 30 años y ¡Zaz! Tampoco tendría sentido hacer una cuenta de las generaciones que viven en una época de emisiones de una civilización, puesto que no sabemos tampoco la velocidad ni cuantas criaturas se engendran.

Ya que me extendí demasiado en esta entrada sobre la ecuación de Drake, he de cortar todo en dos mitades. La mitad que ya revisaron habló de lo que significa la ecuación. La otra hablará de cómo tomar la ecuación, qué objeciones se le puede hacer a la misma, además de hacer estimaciones, a ver si damos de milagro con que la ecuación indica que tendríamos que contactar con una civilización en aproximadamente 5 minutos...


15 feb. 2011

Jurassic Park

La primera vez que escuché de Jurassic Park se me vinieron muchas cosas a la cabeza. La idea de que Spielberg llevara al cine una novela de Michael Crichton y encima con la música de John Williams era para dejar pasmado a cualquiera. Yo dije “¡Esto va a convertirse en el nuevo Star Wars!”, y aunque no dio para tanto, sí que sentó un precedente.
La idea de un filme realístico acerca de dinosaurios, y encima con cierto matiz científico (heredado de la novela original) le dan incluso ahora una gran perspectiva a Jurassic Park. Y aunque han pasado ya casi 18 años desde su estreno todavía no veo un T-Rex tan bueno como el de esta historia. Bueno, los de King Kong quizás, pobrecitos, pero hay una diferencia entre prácticamente fundar técnicas digitales y utilizar “anima-erótica” a algo a 15 años con estas técnicas en su apogeo. Por otro lado, los de King Kong tienen ojos y mandíbula inferior no acorde a la forma real de un craneo, los hicieron más cinematográficos.

Pero yo no soy crítica literaria ni filmográfica. Lo que compete al compendio es este dicho matiz científico, el del film, ya que el del libro es más profundo y objetable, y ponernos a debatir teoría del caos es en si mismo un caos, así que mejor que no. Lo que nos llama a esta serie de artículos es lo estrictamente fehaciente a los hechos científicos: paleontología, genética, y lo que sabemos de los dinosaurios.
Este entonces es un lavado a los conocimientos que nos dio esta película (y la segunda parte), a la búsqueda de alguna corrección o de tener una visión más real de cómo hubiera podido darse el encuentro con uno de estos saurios. A quienes no le interese lo descubierto de los dinosaurios y piense que darle vueltas al tema es para niños, pues mejor no continúen. Aquí nos adentraremos quizás hasta en el color de las plumas del velocirraptor y la rapidez de un T-Rex, así que si piensan que son frikeces, ya están avisados.

Veremos algunos fundamentos científicos sobre lo que se cierne a la trama, las características de los dinosaurios y una revisión para estudiar la viabilidad de algunas escenas. Dichas escenas se describirán, por supuesto, aunque todos los artículos de la serie de Jurassic Park hacen en cuenta que las dos películas (JP y el Mundo Perdido) fueron vistas y seguramente ya como setecientas veces, y se conocen a los personajes y quiénes los interpretan. La tres en este tema no entra casi para nada, principalmente porque da asco de lo mala que es y no está basada en ningún libro de Crichton. La cuatro, (que ya va seguro, supuestamente para el 2012) tal vez tampoco sea comentada más adelante ya que estoy segura de que también dará asco.

En síntesis hablaremos de estos temas, sin emitir juicio alguno sobre la calidad de Jurassic Park como película. Que se corrijan errores en esta y que el filme no sea 100% fidedifgno a los hechos comprobados sobre saurios prehistóricos no la hacen ni mejor ni peor.
La sección está en desarrollo, por lo que aparecerán nuevas entradas y… etcétera, lo de siempre, ¿Ok?

-Los verdaderos Deinonico y Velocirraptor
-Los compis no parecen ser animales de grupo
-Tumbando árboles y la velocidad del T-Rex
-¿Carroñero o depredador?
-Sentidos de Dinosaurio
-El Dilofosaurio
-Nuevo listado del terror
-Enfermando al reptil
-Plumas y protoplumas
-Mitos by Jurassic Park
-Obtener ADN de dinosaurio
-El Espinosaurio

11 feb. 2011

Parodia a la homeopatía

A ver qué ocurriría en un mundo alterno donde la medicina homeopática está establecida...


Les recomiendo, aparte de esto y para no quedarse con el simple humor, que se instruyan en lo qué es la homeopatía. Esperemos que esto contribuya, como un pequeño grano de arena, a que la gente piense más por sí misma y reflexione las cosas que les venden.

10 feb. 2011

Black Beetle

No acostumbraré a colgar este tipo de videos en mi sección de videos. Por ende, este video no es referencia a ningún link que dejaré para que exploren en algún rincón del conocimiento. No se trata de hacer publicidad alguna a la marca en cuestión, de hecho, no compren ese auto.
Simplemente lo coloco porque me gustó, es corto y aparece un insecto.


Pues me gustó este comercial del superbowl ya que es estéticamente correcto y plantea una buena idea. Los escarabajos han tenido por siempre el estigma de ser autos lentos, poco atractivos; pero llega este escarabajo tan rápido y nuevo y... en fin.

Book

E aquí una tecnología realmente de punta, haga bien y adquiera el artículo publicitado.


No puedo colgar este video sin dar crédito a sus creadores, por supuesto. Dese una vuelta por leer está de moda y lea cualquier cosa que refleje la luz, como el buen papel, en vez de emitir la suya propia.

Astrogama

Basada en la astrobiología (o exobiología como le decían antes), yo he decidido hacer la visión alternativa. Naturalmente lo que verán en esa sección no es ciencia, tengan siempre muy claro que no es mi intención que lo sea. Sin embargo, trato de mantener el rigor y la coherencia. Esto es para hacer observaciones, no mostrar verdades. Aún es demasiado temprano para tener ninguna certeza  al respecto...

Aquí no verán ufología ni paranoias varias, lo siento mucho
Cuenta hay que tener antes de que esto comience del verdadero foco de este apartado. Esto no es ufología, por supuesto que no lo es, y de hecho siempre he pensado que esta pseudociencia es en su mayoría observaciones mal hechas y conclusiones mal sacadas, además mezclado con varias cucharadas de conspiranoia. Acá no van a ver especulaciones de la clase "el hombre no llegó jamás a la Luna" o "los intercambios secretos con los gobiernos del mundo", ni cosas como reptilianos o annunakis.

Acá la cosa va en serio, y aunque no estén de acuerdo conmigo, los puntos los planteo y mis opiniones con respecto a ellos ahí quedarán. Lo que verán aquí son consideraciones anteriores como la ecuación de Drake, los hundientes y flotantes de Salpeter y Sagan, y consideraciones mías como si los seres extraterrestres pueden tener sentimientos nuevos, si hay árboles tecnológicos parcialmente universales o cómo podría ser que una civilización avanzada buscase rastros de otras. Desde luego, y en algún momento habrá que tocarlo, es que si serán pacificos o agresivos, o si el mismo pacifismo o agresivismo puede darse por otros motivos ajenos al impulso social, ético o inercial.

Como todo esto es parte de un suceso que no ocurre hasta la fecha, no es falsable, sin embargo es debatible. Por ello es que alguien me diría que esto debe ser una visión imparcial.
Pero eso es difícil para mí, así que debo acotar ciertas cosas.

Creo que existen, creo que son pacifícos y creo que de hecho están aquí. También creo que, de haber formas extraterrestres, han de ser de una biología similar hasta el punto en que quizás respirar oxígeno sea casi universal (desde luego nosotros conocemos organismos que funcionan anaeróbicamente, ¿Pero podría ser el oxígeno predominante no sólo en la Tierra?). Sin embargo, es muy importante que entiendan que sólo parto de la base creo que existen. Si partiera de los otros tres puntos, esto faltaría al rigor que le quiero dar. En caso de especular sobre esos puntos, avisaré pertinentemente.

Nikolai Kardashev
Es probable que a lo largo de los apartados me vean hablar sobre civilizaciones de tipo uno, dos o tres, o de imposibilidades de tipo 1 o 2. Para graficar esto y no quedar colgados antes, deben saber a qué me refiero con esto.
Nikolai Kardashev (o Kardashov según qué fuente, depende de la traslación al castellano) planeó el asunto de las civilizaciones de tipo uno, dos y tres allá en los sesentas, como forma de medir la evolución tecnológica de una civilización, basándose en la energía que son capaces de controlar.
Civilizaciones Tipo I:
-Culturas capaces de aprovechar la energía de su planeta, controlar el clima, explorar su sistema solar, extraer recursos del núcleo y cultivar los océanos.
Es decir, a nosotros todavía nos falta para ser tipo I. Carl Sagan estimó que en realidad hace pocas décadas estabamos en el 0,7, pero yo creo que menos.
Civilizaciones Tipo II:
-Son capaces de colonizar los sistemas solares cercanos y utilizar a gran magnitud la energía de una estrella.
Civilizaciones Tipo III:
-Pueden controlar la energía de una galaxia entera y modificar el espacio y el tiempo.

A mí estas desripciones me parecen un poco simplonas, pero a efectos descriptivos servirá bien, pese a que no creo que existan las de clase III, o al menos no pues tengo la idea de que lo que conocemos como condiciones para la vida son relativamente nuevas en el universo. Quizás, a mi juicio, seamos de las primeras civilizaciones de toda la existencia (lo que no significa que no hayan otras más antigüas, pero creo que serán más las que aparecerán luego que las que ya podrían haber).

También me verán hablando de las imposibilidades tecnológicas, propuestas por el físico y prospectivista Michio Kaku.
Imposibilidades de Clase I: Cualquier adelanto que, a su vista, se podrán alcanzar entre los próximos 100 años. Entre ellos, la invisibilidad, motores de antimateria (que yo veo innecesarios), telepatía o teletransportación (yo creo que nop).
Michio Kaku
Imposibilidades de Clase II: Adelantos que implicarían el avance tecnológico durante siglos o miles de años. Por ejemplo, desplazamiento superlumínico, la costatación de universos paralelos o el viaje en el tiempo. Todo esto, si es que la física lo permitiese, por supuesto.
Imposibilidades de Clase III: Dentro de lo que hoy simplemente se considera irrealizable, como el movimiento continuo o la precognición.

Esta última escala me parece cuestionable, pero en el apartado del árbol tecnológico creo mis propios conceptos para medir el desarrollo de una cultura, y también para pocisionarnos nosotros en dicho árbol. He de mezclar cuando ya lleguemos a los límites de la imaginación estas civilizaciones de clase dos o tres y sus imposibilidades.

La lista de los temas está aquí, y cómo esta es una sección en crecimiento, hay que estar pendiente. Seguramente verán títulos sin link, o títulos que no estaban en la lista antes, y es que esto que ven es solamente lo que tengo pretendido hacer, y se me pueden venir a la mente cosas en el camino.

-Hundientes y Flotantes de Sagan y Salpeter.
-Lo que se puede dar por sentado y lo que no.
-El clásico asunto de "los recursos naturales".
-Pensando en la biología terrestre y el éxito de los artrópodos.
-¿Pueden haber mentes con sentimientos y emociones desconocidas?
-Prudente sería tomar políticas internacionales.
-Clasificando civilizaciones por su enfoque tecnológico.
-Tal vez los árboles tecnológicos sean universales, pese a lo flexibles.
-El árbol de datación tecnológica.
-Huellas planetarias e identificación de intenciones.
-¿Será universal el dígito 9 como tope? Formas de postular cálculos.

Cómo es en realidad Santa

Volvemos a explicar todos los secretos de Santa Claus. Yo expliqué cómo es que puede realizar su viaje, y lo dejé inconcluso cuando comentaba acerca de los torpes esfuerzos por intentar saber la velocidad a la que iba y el lugar en el que estaba al mismo tiempo, cosa que ya demostramos que no se podía, bien quizás porque los artefactos que usaban eran muy malos, o porque en realidad lo que vemos de santa es su recuerdo, así que tenemos por naturaleza una visión borroseada de cómo es en verdad. Ya sé lo que me van a decir, y es que el termino borroseado me lo he inventado, es en realidad "borroso"; pero uno puede inventar las palabras que quiera siempre y cuando se entienda la cosa (tomando de base que alguien entiende...)

Volvemos con el asunto. Lo que pasa, como vimos, es que podemos tratar de averiguar la velocidad de Santa o su lugar, pero no podemos hacer ambas cosas al mismo tiempo por un hecho muy simple: acuerdense los niños del mundo que en realidad no le estamos disparando a Santa, estamos disparándole al lugar por el que pasó el año anterior, a lo que nos acordamos del abuelo. ¿Qué es lo que significa semejante cosa? Hay que tenerlo muy en cuenta, porque asumiendo esto se comprende que no vamos a poder saber de Santa con certeza absoluta.

Tan gordo no es y no llena todo el espacio recordado
Como de Santa no nos acordamos bien, no sabemos con certeza en qué parte de donde suponemos que estuvo, está. ¿Eh? Se dirán, y yo les respondo. ¡Estás disparándole a un recuerdo! Te acuerdas más o menos dónde estaba, no completamente bien. Sino, no habría problema.
Y eso significa que Santa en realidad puede estar en cualquier parte de la que nos acordamos. Muchos piensan que Santa Claus es tan gordo que ocupa todo ese espacio que recordamos, pero si te acuerdas más o menos, no es posible que esté ocupando todo ese espacio. Lo que sí se puede deducir entonces es que Santa ahora está en aquel lugar del año pasado con mucha seguridad, o sea, no ocupa todo el espacio, tan obeso no es, sino que hay probabilidades muy grandes de que esté en ese espacio. (Jeje, seguro los físi... los padres que ocultan la verdad no creían que lo de Santa diera para tanto, ¿o sí?).

Seguro te deben estar doliendo los ojos por tanta frase en negrita, pero es que hay que entender bien eso o sino todo al rayo. Si supiéramos perfectamente donde está Santa, qué espacio ocupa, toda esta parafernalia no pasaría y los padres no intentarían negar la existencia del anciano.

Hay otra gran verdad que se debe tener en cuenta con San Nicolás, Viejo Pascuero, Santa, o cómo le conozcan. Recuerden que el susodicho "se muestra" como Obeso cuando los niños se sientan a pedirle juguetes, y se muestra como Trineo cuando tiene que volar a repartirlos. Pero esas cosas tienen dos características, así que vamos primero por la de obeso.
Cuando Santa es obeso, aunque coma toda las galletas y tome la leche, siempre va a estar igual de gordo. En sentido metábolico, el personaje este nunca va a ser más flaco ni tampoco puede engordar todavía más. Su materia siempre va a ser de ese mismo tamaño, él esta medido, pesado, cuantificado ¿Bien?
El trineo no puede ir a la velocidad de 1,5 reno
Cuando Santa es trineo, como sus renos no estan hechos para volar (o sino en el trineo tendría pingüinos, que sí vuelan, cómo todos saben, y además viven en el verdadero hemisferio que habita Santa, el Sur) los pobres se caen un poquito, pero luego vuelven a levantarse para cumplir su misión. Es decir, el trineo va viajando en zigzag. El problema principal es que los padres no quieren entender que son renos, no helicópteros, así que si se detuviesen en el aire, se caerían. Así que Santa siempre tiene que moverse. De hecho, el trineo no puede ir tampoco a la velocidad que quiera, ya que hay un mínimo de velocidad, si va más lento el móvil se cae por temas de sustentación aérea. Esa velocidad mínima es la de un reno. La segunda velocidad más rápida es la de dos renos, y la tercera de tres. Como todos los renos tienen el mismo estado fisíco y el mismo entusiasmo, el trineo jamás irá a 2,5 renos de velocidad, siempre la velocidad se cuenta en sus renos enteros, está eso totalmente cuantificado. Santa no puede elegir cualquier velocidad para viajar, siempre tiene que hacerlo en su escala renal (o sea, no algo como un cálculo renal, sino que renal de los renos) y no hay posibilidad de velocidades intermedias.

Y por fin, niños del planeta, teniendo todo esto en cuenta, que de Santa no se puede saber muy bien su velocidad o su lugar, si está de trineo o de traje rojo, es que lo que interesa de Santa es lo que nos acordemos de él, no él en si mismo. Como los padres son desmemoriados, tienen susto de aceptar esto y ocultan al mundo la existencia de Papá Noel. Pero hay que tener cuidado con eso, porque si bien lo que nos importa es lo que recordamos de Santa, no Santa, muchos padres se pondrán a alegar que eso es en el sentido práctico o muchos dirán que eso es así literalmente. Pero eso es tema posterior, para cuando veamos la verdadera letra del Jingle Bell.

Ya seguiré yo develando las verdades de Santa Claus que nos las han ocultado, haciéndonos creer que no existe y que la conspiración es hacer creer que existe (y es todo al revés), pero haré una pausa para pensar cómo sigo haciendo andar esta analogía que asimilen la verdad oculta tras el anciano que nos deja regalos si nos portamos bien.